mamadigital-1

Una mamá en los tiempos de digital

22
shares
Share on Facebook
Share on Twitter
Share on Google+
Share on LinkedIn
+
What's This?

Mi mamá se crió en una época donde había fincas, sequías y un solo tele en toda la cuadra. Yo, por mi parte, lo más cerca que estuve de una granja en mi infancia fue Farmville.

Cuando aparecieron las computadoras y toda la era tecnológica, mami se congeló. ¡Todo era demasiado nuevo! Aunque los teclados eran iguales a los de una máquina de escribir, ella no lo lograba.

Se metió como 5 veces a cursos de computación. Siempre se salía porque me decía que era demasiado complicado y que no entendía nada. Y, para ser sinceros, yo no soy el mejor ejemplo de paciencia.

Pero bueno, con el tiempo se dio cuenta de que era necesario aprender para no quedarse atrás con todo. Al final, se percató de que no era tan difícil como pensaba. Se compró una laptop y un teléfono inteligente y ya casi es experta en el tema.

Lo mejor de todo esto es que, como todo en la vida, ella nunca deja de enseñarme cosas. Así que acá hay 5 puntos que he aprendido de tener una “mamá digital”:

1. Un emoji dice más que mil palabras.

 

mama-emojis

 

 

 

 

 

 

 

 

A mi mamá se le complica un montón escribir rápido en un teclado táctil. Por eso, encontró unos aliados que convirtieron en su mejor amigo: ¡los emojis! Los usa para todo, incluso, inventa frases y a mí me toca descifrar lo que dicen. Me emociona un montón ver cómo ella se alegra cada vez que descubre uno nuevo o cuando se dio cuenta de que el corazón rojo se hace grande y se mueve.

2. No importa la distancia, nos contamos las cosas en tiempo real.

 

mama-whatsapp

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aunque vivimos juntas, el tiempo que yo paso en la casa es nulo comparado con las horas que paso en el trabajo o en la U. Cuando llego, ya es tarde (igual ella se acuesta con las gallinas). Entonces, para mi mamá, WhatsApp se volvió en una maravilla: me manda fotos de lo que hace, me envía chistes o me avisa que mi perra se volvió a escapar.

3. Sus pasatiempos ahora son primillos de san Google.

 

google-mom

Mi mamá ama pintar, y lo hace muy bien. Se metió a clases donde, obviamente, tiene amigas y un grupo en WA con ellas. Desde que se compró una compu, se mete a Google a buscar técnicas de pintura e imágenes de flores o paisajes para inspirarse. Como todavía no es muy amiga de las carpetas de la compu, las imprime para tener un portafolio en la casa y así verlas las veces que quiera.

4. THE STRUGGLE IS REAL!

 

Mi mamá siempre me regañó por estar tan pegada a “ese aparato”. Pues resulta que ¡ya sé lo que siente! A veces, parece una chiquita de 15 años mandando mensajes ja ja ja, tiene como 4 chats de WA y, por lo visto, es superpopular porque siempre le llegan notificaciones. Pues bueno, mami: ya sé lo que se siente.

mama-digital

5. Es un medio nuevo por donde regañarme.

 

mama-internet

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pues sí, como dije antes, a veces pasamos mucho tiempo sin vernos. Así que… bueno, encontró otro lado por donde regañarme .

No puedo darle un cierre a esto de otra manera: ¡Amo a mi mamá digital! <3

Share on Facebook
Share on Twitter
Share on Google+
Share on LinkedIn
+
No Comments

Post a Comment

dos × uno =