Lo que aprendimos de House of Cards

5-lecciones-de-house-of-cards

Lo que aprendimos de House of Cards

Share on Facebook
Share on Twitter
Share on Google+
Share on LinkedIn
+

En caso de que hayan estado dormidos los últimos dos años, Frank Underwood (interpretado por Kevin Spacey) es el protagonista de la serie exclusiva de Netflix, House of Cards.

Aunque algunas de sus características no son las mejores para poner a imitación, los escritores se han encargado de construir un personaje incesante y calculador del cual hemos aprendido una cosa o dos, aplicables a la vida y a los negocios digitales (y así es como justificamos todas las horas que pasamos viendo la serie):

 

La fidelidad de los usuarios no se consigue por medio de concursos en Facebook o regalías por la compra del producto. Se logra cultivando una relación con ellos todos los días, con un buen concepto y un equipo en la capacidad de trasladarloa cada mensaje, publicación o aplicación web.

Lo que sí se puede comprar es el espacio en el medio ideal para garantizar que el mensaje llegue al target correcto, en el lugar correcto.

Hasta el más pequeño de los detalles, importa.
Si se ignora, tarde o temprano saldrá a relucir.
(Y por cierto, Claire Underwood > Frank Underwood)

Cuando se decide estar en digital, el miedo al cambio debe quedar en el pasado.
Si las cosas no van en la dirección correcta, lo que sigue es cambiarla estrategia.

Esta la aprendimos de Remy y está un poco relacionada con la anterior: el análisis de resultados es el mejor amigo de la estrategia digital. Si alguna táctica no funcionó, debe cambiarse. Sin miedo. Tan seguido como sea necesario.

Y siempre recordar…

Share on Facebook
Share on Twitter
Share on Google+
Share on LinkedIn
+
No Comments

Post a Comment

cinco × 5 =