El Método Creativo de Christopher Nolan revelado en The Prestige (2006)

darwin-dic-The-Prestige

El Método Creativo de Christopher Nolan revelado en The Prestige (2006)

Share on Facebook
Share on Twitter
Share on Google+
Share on LinkedIn
+

La primera parte se llama LA PROMESA. El mago te muestra algo común (un mazo de naipes, un ave o un hombre); te muestra el objeto y tal vez, te pida que lo inspeccionés para ver que ciertamente es real.

El segundo acto se llama EL CAMBIO. El mago toma el objeto ordinario y lo convierte en algo extraordinario. Ahora, estás buscando el secreto, pero no lo encontrarás porque en realidad no estás observando: realmente no querés saberlo, ¡vas a querer ser engañado!

Pero no aplaudirías aún, porque hacer que algo desaparezca, no es suficiente. ¡Tenés que traerlo de vuelta! Por eso cada truco de magia tiene un tercer acto. El más difícil de lograr, la parte que llamamos, El Prestigio”.

ThePrestige

Con esta cita, The Prestige (2006), producida por Christopher Nolan y basada en una novela del autor británico Christopher Priest, nos cuenta algo más que una gran historia convertida en una película de Hollywood; sino que nos revela un secreto que podríamos aplicar en el resto de nuestras vidas profesionales.

Si alguna vez has visto una película de Christopher Nolan; ya sea Memento, Inception o la recientemente estrenada Interstellar, sin mencionar la taquillera trilogía de The Dark Night; habrás notado que necesitarás ver cada película por lo menos dos veces: La primera vez, para disfrutarla; y la segunda vez, para entenderla. ¡Hacé el experimento!, si te gustan estas películas, comprenderás porqué te lo decimos.

La verdad es que The Prestige revela gran parte del Método Creativo del Director. Nolan es ese mago que realiza LA PROMESA en sus películas.

Lo hace de una forma genial, con planos muy abiertos de cámara, paneos casi imposibles y Close-Ups a objetos que a primera vista parecen intrascendentes, pero que no lo son; colocando a los observadores casi en una posición de deidad; el espectador puede ver ángulos de objetos que a veces ni siquiera los protagonistas de la misma película podrían ver si fueran reales.

Esos objetos te persiguen durante toda la historia diciéndote ¡ÉSTO ES IMPORTANTE! ¿Estás poniendo atención? Y sin embargo, no te dice de inmediato porqué le tenés que poner atención, ¿lo has notado?

EL CAMBIO lo realiza justamente cuando toma esos objetos ordinarios, y les empieza a dar una connotación fantástica alrededor de los mismos. ¿Recordás el reloj de bolsillo en Interstellar? Lo genial es que Nolan te obligará a que veás hasta el último minuto de la película para entender porqué ese mazo de naipes, ave u hombre, se comporta como se comporta.

Por ahora, lo único que le interesa a Nolan es atraparte dentro de la historia, convirtiéndola en algo cada vez más fantástico, aún si no lográs entender ni el 10% de lo que sucede hasta el momento. ¡Deberías de ver Memento si no lo has hecho!

christian-bale-the-prestige

Todo puede parecer fantástico y “bonito” hasta ahora, pero al momento no aplaudirás, no se te pondrán los “pelos de punta”, ni sentirás piel de gallina ¡No es suficiente! Necesitás lograr llegar al tercer acto, EL PRESTIGIO, el más difícil de lograr, el “grand finale”, algo que transformará “lo chiva” en una obra de arte. Como se cita en The Prestige al hacer un truco de magia llamado El hombre transportado: “A nadie le importa la persona que entra al armario, sino la persona que sale de ella.”

Ahora todo tiene sentido, todo es espectacular, porque Nolan te ha llevado en los últimos 5 o 10 minutos de la película al tercer acto, EL PRESTIGIO (No el típico climax de la películas de Hollywood llenas de acción en los últimos 25 minutos, con 5 minutos de cierre un poco más aburridos para justificar el final).

Nolan quiere que terminés la película con un ¡WOW!, que entendás por qué el naipe, el ave o el hombre se comportan como se comportan; y que el 90% de la película tenga sentido hasta ese final, y que justique completamente el porqué te has quedado en una butaca durante 2 horas seguidas.

Y eso, es lo que quiere Nolan que te llevés a tu casa después de ver la película, que todavía sigás pensando en ella y que incluso no te quedés con un 90% del entendimiento, talvez un 60%, porque hará que te cuestionés todo y querás volver a ver la película para entenderla mejor ya sabiendo cuál es EL PRESTIGIO. Tratarás de encontrar cómo hizo el truco. Es como una obra de arte que debés de contemplar hasta entenderla lo suficiente.

La pregunta ahora es, ¿podemos aprender algo de lo que ha hecho Nolan y otros grandes directores de cine para utilizar en nuestra vida diaria? ¿Podemos aprender a crear historias sorprendentes para nuestros clientes, amigos, familiares? ¿Podemos lograr llegar al PRESTIGIO en nuestras creaciones? Este análisis, queda en tus manos… No será fácil lograrlo, pero en la película se muestra esta última frase que queremos compartirles: El Sacrificio… es el precio de un buen truco”.

¿Pensaste que este artículo iba a analizar detalladamente la película? Pues no, porque te invitamos a que la veas si no la has visto, y que si las has visto ya, la volvás a ver. Luego, volvé a leer este artículo y nos contás si estás de acuerdo o no con el Método Creativo de Christopher Nolan.

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Share on Google+
Share on LinkedIn
+
5 Comments
  • Yuly Yuly

    6 enero, 2015 at 4:26 pm Responder

    Me convencieron de ver el trabajo de Nolan, ya le tengo expectativas, espero que no me defraude.

    Ah y gracias por la info, me gusta mucho este tipo de contenido, porque más que hablar de lo que ustedes son como agencia, comparten información relevante para todos.

    🙂

    • Don Darwin

      29 enero, 2015 at 4:53 pm Responder

      ¡Hola Yuly Yuly! Tenés que contarnos que tal te va con Nolan 😉 Nos alegra muchísimo que te guste el contenido, es para vos y para aprender juntos 😀

  • Yuly Yuly

    6 enero, 2015 at 4:26 pm Responder

    Me convencieron de ver el trabajo de Nolan, ya le tengo expectativas, espero que no me defraude.

    Ah y gracias por la info, me gusta mucho este tipo de contenido, porque más que hablar de lo que ustedes son como agencia, comparten información relevante para todos.

    🙂

    • Don Darwin

      29 enero, 2015 at 4:53 pm Responder

      ¡Hola Yuly Yuly! Tenés que contarnos que tal te va con Nolan 😉 Nos alegra muchísimo que te guste el contenido, es para vos y para aprender juntos 😀

  • Pia Torres

    30 octubre, 2015 at 11:56 am Responder

    Dudé en verla pero la verdad está genial, “El Prestigio” nos oferta una serie de actividades de extrema competición profesional con ánimo de venganza familiar y tono de misterio, por cierto me recuerda a “El Hipnotizador”, una serie de TV, tiene temática similar. En fin, la película tiene una historia entretenida en primera instancia, con diálogos rimbombantes y conjeturas rebuscadas nuestro director ejecuta una obra en fragmentos estilo puzzle pero sin llegar a los extremos, con una cuidadosa fotografía, escenarios planeados con la delicadeza de un gran artífice, maquillaje certero y fidedigno, es obvio que toda la producción se esfuerza por sacar la obra a flote sin el desventajoso desinterés del arrebato, sino con la intención de delicadeza, suspense y tensión, para los amantes de la taquicardia cuya percepción inspecciona hasta al más mínimo detalle, el cual será crucial en la película. Las virtudes de la cinta son evidentes, el guión es una obra escapista/ilusionista con el simple propósito de engañar al espectador y hacerlo sentir diversas emociones; la dirección de actores es exquisita.

Post a Comment

5 × dos =