¿El cable está muerto?

television por cable ha muerto

¿El cable está muerto?

Share on Facebook
Share on Twitter
Share on Google+
Share on LinkedIn
+

No es ningún misterio que la televisión es parte fundamental en mi vida, tanto así que le dedico un segundo post en este blog. El entretenimiento en nuestros hogares es tan importante que creo que se armaría un revolución al momento que la gente no pueda descansar un rato viendo su serie favorita o una película que lo llene de recuerdos. Lo interesante es que la televisión, como todo en la vida, está cambiando y evolucionando; lo que no sé es para donde. Por eso escribí esta entrada. Para traer un poco de serenidad a mí alma y a todos aquellos que no están seguros hacia a donde se dirige.

 

black and white tv 

Me acuerdo cuando el televisor de mi casa tenía la famosa antena de conejo. Instrumento traído de los confines del infierno que tiraba imágenes a medias y cuando trataba de arreglar la imagen no duraba mucho. Cada canal tenía su configuración propia entonces para poder ver otra cosa tenías que levantarte y acomodarla para que pudiera agarrar mejor la señal. La tele era casi un deporte. Luego de esto llego el cable, que tenía canales variados para todos los gustos, desde caricaturas hasta películas extrajeras que nunca llegaron al país. Todo iba muy bien, pero llegó el Internet y le cambió las reglas a un juego que permaneció estable y casi sin cambios por mucho tiempo.

netflix tv

 

Desde el año pasado las personas ahora pasan más tiempo en sus computadoras y celulares y al parecer no es algo que parezca disminuir, por lo menos en un futuro cercano. Por eso los servicios de «streaming» de paga son tan populares ahora, Netflix por ejemplo cuenta con más de 57.4 millones de suscriptores alrededor del mundo.* No sólo ofrecen la oportunidad de ver horas y horas de series y películas sin que nadie lo juzgue; sino que también ofrecen contenido original como Orange is the New Black o la adaptación norteamericana de House of Cards.

Los consumidores por su lado, odian dejar de tener opciones, como por ejemplo, cortar por completo el cable de sus hogares, por eso es que entre un 64 y 75 por ciento de los usuarios de «streaming» todavía cuentan con servicio de cable.

 

all men should  die 

La cuestión es esta: ¿Dónde puedo ver contenido en vivo? Es una pregunta difícil de contestar. Las noticias tienen una vida muy corta y expiran en el siguiente comercial, y los partidos de fútbol, por ejemplo, no saben igual si se ven después. El gigante de deporte de ESPN, tiene ganancias importantes por parte de las cableras que venden el «paquete deportivo» a los amantes de los deportes, y estoy seguro que no es algo que ESPN quiera hacer pronto. Por eso es importante el factor «en vivo» que Hulu ni Amazon prime pueden ofrecer.

 

television por cable 

Lo que llama atención es el poder que uno tiene en las manos cuando puede ver sus series favoritas sin ninguna interrupción y verlas a la hora que parezca más conveniente. Incluyendo las miles de opciones en donde verlo: celular, computadora o tablet. Y la verdad es hermoso. Nadie ha tenido tanto poder en sus manos desde el inicio de la historia (o no lo creo). Esta independencia que nos da el Internet es algo que le falta el rígido sistema de televisión actual.

También está la contraparte con un aspecto más social: saber que estoy viendo el mismo programa a la misma hora, en este mismo momento con cientos de miles de personas crea un sentimiento de compañía aunque la otra persona se encuentre a miles de kilómetros a la distancia.

tribu television 

Cuando se habla de quién tiene la mayor capacidad de entregar contenido relevante para mí, nomino al internet. Pero si es por derecho de piso, la televisión tiene más tiempo al aire, por así decirlo, lo que significa que tiene anticuerpos difíciles de combatir.

El vencedor de esta contienda no está definido todavía, ya que los hábitos de los consumidores pueden variar de acuerdo a como su vida lo haga. El tener hijos, mudarse de la casa, viajar a otro país pueden ser factores importantes que pueden alterar el patrón de consumo, pero habría que ver qué decide la gente, si pagar el mes de la suscripción o salir de fiesta un fin de semana.

Ok, tal vez la resolución no sea tan fatalista pero la evolución siempre se dirige a la especie que mejor sepa adaptarse a un mundo que exige información inmediata, de buena calidad y sin la molestia de tener que «cambiar de canal».

Ahora la pregunta tan esperada, ¿vos por cuál votas?

 

Si querés seguir leyendo sobre esto visita el blog de Forbes.

Share on Facebook
Share on Twitter
Share on Google+
Share on LinkedIn
+
No Comments

Post a Comment

cinco × cuatro =