MAMASDIG-8LECC

8 lecciones que aprendimos de las #MamásDigitales

Share on Facebook
Share on Twitter
Share on Google+
Share on LinkedIn
+

El pasado viernes nos visitaron once mamás Darwin. Durante la mañana tuvimos la oportunidad de contarles un poco sobre lo que hacemos en la agencia, ¡y qué tarea más complicada! Les hicimos un par de preguntas que resultó en esto:

Mientras el día iba pasando, nos dimos cuenta de que digital para ellas no es lo mismo que para nosotros. El Facebook de los ‘millenials’ no es el mismo que el de las mamás. Y el Internet tuyo y mío, no es el mismo Internet que usa mi mamá.

Doña Nora (mi mamá) es superdigital, aprendió a usar Facebook rapidísimo. En WhatsApp, hace grupos y envía mensajes en cadena para que no le cobren (ella aún creen en eso). Pinterest es su mejor aliado para los proyectos del hogar, así como para fiestas y recetas. Aunque no sube fotos a Instagram, lo usa porque yo la etiqueto en las fotos y, como dice ella: “No quiero que nadie más me lo cuente, sino verlo yo.”

Sin embargo, este no es el caso de todas nuestras visitantes. Algunas ven la red de manera distinta y, pese a que a veces no les tenemos paciencia, les explicamos mil veces cómo etiquetar a personas en Facebook y mil veces más nos volverán a preguntar cómo funciona… Aun así, les traigo 8 lecciones que aprendí de ellas:

#8: Existen muchísimas redes sociales, pero vamos a poquitos. ¿OK?

WhatsApp es la favorita.

Facebook es como un postre de “mango con arroz”: cuando lo prueban y les gusta, lo siguen probando. Si no es de su agrado, ¡chao, Facebook!

Pinterest, pues ahí vamos y Spotify… lo conocen si nosotros se los presentamos, pero a ver, como hijos digitales tenemos una misión grandísima acá. Incluyendo a Netflix e Instagram… Twitter, “¿qué es eso?”

#7: No todas tienen un celular último modelo.

Esto es simple de entender. Algunas mamás tienen un iPhone o un Android, aunque me di cuenta de que este último es el preferido.

El celular es básico para ellas y solo necesitan 3 cosas de estos dispositivos: espacio para fotos, Internet y llamadas. El Internet no es tan necesario ya que algunas tienen planes prepago y otras se esperan a “robar wifi” de algún lugar para conectarse a Facebook.

Lo importante es que sea fácil de manejar. Si el dispositivo es complejo, las tareas que desempeñarán como usuarias serán muchísimo más sencillas.

#6: Ellas aman WhatsApp

¡Lo aman! Aman regañarnos por esta red social, aman preguntarnos a qué hora vamos a llegar a casa, aman los grupos, aman ponerse al día de una forma rápida, concisa y efectiva.

Ahora, la pregunta del millón: ¿qué estás haciendo vos como marca o empresa en esta plataforma?

#5: Su celular parece una máquina del tiempo

Me sentí como en un Tardis. Ellas se sienten orgullosas de nosotros y quieren tener siempre los recuerdos a la mano. Como mamás digitales solo les queda hacer lo siguiente:

  1. Le toman foto a las fotos antiguas.
  2. Las guardan en el teléfono.
  3. Las suben a Facebook, nos etiquetan; pero anteriormente ya las habían compartido en WhatsApp.

#4: No existe foto fea o mal desenfocada. Mucho menos movidas.

No las hay, todas son lindas, todas se suben a Facebook, a todas se les debe dar ‘like’ y todas se comparten. A los días, se vuelven a compartir.

#3: Ellas no entienden dinámicas complejas, con costos le dan ‘like’ a una página en Facebook

Les pregunté cuáles marcas seguían a diario en Facebook y algunas dijeron: “No no, qué pereza. Siempre ponen lo mismo”. Además, respondieron: “A mí eso de ganar cosas cuando me piden hacer mucha ‘carambada’ en Facebook no me gusta. ¡Nunca ganamos!”

A veces pedimos más de la cuenta cuando ellas son sencillas y su amor también

#2: Una sola actividad al día puede generar muchísimo ‘engagement’

Una tarde de café, el domingo de paseo o un simple partido de fútbol puede ser el momento clave para que ellas nos ayuden a levantar ese ‘engagement rate’ en Facebook. Les encanta compartir cosas nuevas y contarles a sus amigas en qué andan durante el día.

Dejemos de lado las publicaciones aburridas e invitemos a nuestras mamás a una tarde de café con nuestras marcas

#1: Internet es Google.

Doña Patri (mamá de Esteban) me dijo: “A mí me gusta buscar cosas en Internet, como recetas o noticias”. Acá solamente hay una explicación para esto: ¡SEO, GENTE, SEO!

Invertir en posicionamiento de marca en buscadores es invertir en el “chineo” de nuestras mamás seguidoras.

¡Quién iba a decir que aprenderíamos tanto! Ahora bien, preguntate: ¿qué estás haciendo distinto con tu marca? ¿Esas mamás digitales que tenés como fans están listas para todas tus dinámicas y estrategias?

Si querés algo nuevo para tu empresa, a no dudés en contactarnos, ¡a nosotros nos encanta chinear a las mamás!

Share on Facebook
Share on Twitter
Share on Google+
Share on LinkedIn
+
1 Comment

Post a Comment

cinco × 5 =